El refractómetro es un aparato para el análisis de la miel. Al cuantificar una propiedad física, el índice de refracción, informa sobre la composición química de la miel. Con este instrumento óptico se puede medir rápidamente el contenido en agua de la miel (% humedad).

Consta de un prisma óptico, sobre cuya superficie se pone una muestra de miel, preferentemente líquida, que se comprime con la tapa; y un tubo, cuyo interior queda dividido en dos campos horizontales, al pasar la luz a través de la muestra de miel y el prisma; este tubo tiene una escala vertical. El punto de corte de esta escala con la línea de separación de los campos marca la humedad de la miel.

El contenido de agua en la miel es uno de los factores más relevantes que existen, y uno de los aspectos a examinar por el apicultor a la hora de mezclar o de verificar la calidad de una miel, ya que la misma es muy higroscópica. Se mide con ayuda del refractómetro. La higroscopicidad es tal que una miel con el 18% de agua se encuentra en equilibrio en una atmósfera cuya humedad relativa sea del 60%. Podremos concluir que una miel con una humedad inferior al 18%, es óptima para la recolección.

Escala de Medición Humedad en la Miel 12.0 a 30.0%
Brix : 58.0 to 90.0%
(Compensación Automática de Temperatura)
Exactitud Humedad en la Miel :±0.2%
Brix : ±0.2%
(10 a 40°C)
Escala Mínima  0.2% (contenido de agua en la miel)
Brix : 0.2%
Tamaño y Peso  3.2×3.4×16.8cm, 90g
Clase de protección internacional  IP65 (Excepto ocular) Protección al polvo y chorros de agua .